La mayor parte de la mercancía que se mueve por el mundo, llega en contenedores, ya sean metálicos o de madera. Se trata de estructuras sólidas y de gran capacidad para el empaque de carga de diferentes dimensiones.

Sin embargo, su uso no siempre se limita al transporte de mercancía. En la actualidad, forman parte medular de ideas innovadoras para reciclar y se convierten así en maravillosas residencias, oficinas, vestidores, laboratorios...

Los siguientes videos muestran un claro ejemplo de esto. Maravíllate con el uso que puedes darle a estos contenedores.